2017 será uno de los tres años más cálidos jamás registrados | Corresponsables.com Internacional
ISO 26000:
 Medio Ambiente

2017 será uno de los tres años más cálidos jamás registrados

Los últimos tres años han sido los más cálidos en cuanto a registros de temperaturas

07-11-2017
Probablemente 2016 continúe siendo el más cálido de la serie histórica, debido a 'El Niño'/ LEVI MORSY



La Organización Meteorológica Mundial (OMM), ha considero este lunes "muy probable" que 2017 sea uno de los tres años más cálidos jamás registrados, con numerosos episodios de efectos devastadores. Mientras los indicadores del cambio climático a largo plazo "siguen sin dar tregua", el hielo marino del Ártico sigue por debajo de la media y el de la Antártida se acercó a niveles mínimos nunca documentados.

Así lo afirma la OMM en la versión provisional de su última declaración anual sobre el estado del clima mundial, dada a conocer este lunes coincidiendo con la inauguración de la COP23, que se celebra hasta el próximo 17 de noviembre en Bonn (Alemania) y que ha comenzado pidiendo mantener la hoja de ruta del Acuerdo de París.

La OMM apunta que entre enero y septiembre de 2017 se registró una temperatura media global de aproximadamente 1,1ºC por encima de los niveles preindustriales. Esta agencia indica que es probable que 2016 continúe siendo el más cálido de la serie histórica, debido al intenso episodio climático de 'El Niño', y que el segundo y el tercer puesto se lo repartirán 2015 y 2017. El quinquenio entre 2013 y 2017 será el más caluroso jamás registrado.

"Los últimos tres años han estado entre los tres años más cálidos en cuanto a registros de temperaturas. Es parte de la tendencia al calentamiento a largo plazo", indicó el secretario general de la OMM, Petteri Taalas, quien añade: "Hemos sido testigos de fenómenos meteorológicos extraordinarias, temperaturas que han llegado a más de 50ºC en Asia, huracanes sin precedentes en el Caribe y en el Atlántico que han llegado hasta Irlanda, devastadoras inundaciones monzónicas que han afectado a muchos millones de personas y una sequía implacable en África oriental".

Taalas apuntó que "muchos de estos episodios –y los estudios científicos detallados determinarán exactamente cuántos- aportan señales reveladoras del cambio climático ocasionado por el aumento de las concentraciones de gases de efecto invernadero resultantes de actividades humanas".