El 34% de las empresas del IBEX 35 ya evalúan el cumplimiento de los derechos humanos | Corresponsables.com Internacional
ISO 26000:
 Derechos Humanos,  Gobernanza
Grupos de interés:
 Grandes empresas,  PYMES

El 34% de las empresas del IBEX 35 ya evalúan el cumplimiento de los derechos humanos

España aprobó en julio el Plan Nacional sobre Empresas y Derechos Humanos
 

11-12-2017
Eleanor Roosevelt sostiene la Declaración Universal de los Derechos Humanos en inglés. Foto ONU (1949)
Escucha esta página utilizando ReadSpeaker



Este 10 de diciembre se ha celebrado el Día de los Derechos Humanos, una fecha que se conmemora desde 1948. En el 70 aniversario de esta celebración queda patente el consenso sobre la importancia y la necesidad de que las organizaciones de todo tipo impulsen estos derechos. Un acuerdo en el que el sector privado juega un rol fundamental, tal y como demuestra que recientemente se haya celebrado el 6º Foro Internacional sobre Empresas y DDHH, donde expertos de todo el mundo han profundizado en la prevención y mitigación de los riesgos de vulneración de los Derechos Humanos en las empresas.

A pesar del creciente compromiso de las empresas con los derechos humanos, la Red Español del Pacto Mundial recuerda que aún queda camino por recorrer entre las grandes empresas de nuestro país. Actualmente, tan solo 12 compañías del IBEX 35 evalúan los derechos humanos en sus centros de actividad, lo que representa el 34,28%. Son datos extraídos de un análisis que la Red Española de Pacto Mundial ha realizado a partir de las memorias de sostenibilidad de las compañías que componen este índice bursátil.

Entre las principales conclusiones destaca un aumento del 22% en 2016 al actual 34% de empresas que evalúan los derechos humanos. El mismo estudio revela que, de las cuatro áreas definidas en los Diez Principios Rectores del Pacto Mundial de las Naciones Unidas –derechos humanos, trabajo, medioambiente y anticorrupción–, los derechos fundamentales son el menos trabajado.

Derechos Humanos: cómo evaluar el compromiso empresarial

La Red Española de Pacto Mundial desglosa una serie de elementos que ayudan a materializar el compromiso empresarial con la aplicación y difusión de los derechos humanos. La sensibilización interna es una de las claves de este compromiso, pero 19 de las 35 compañías analizadas (54,3%) no reflejan en sus memorias ningún tipo de formación en esta materia a su plantilla. Este indicador experimenta un retroceso respecto al pasado año, cuando se situaba en el 45%.

"Tenemos que seguir insistiendo en esta materia para alcanzar una implicación global. No obstante, es necesario aclarar que la sensibilidad interna no es suficiente. También hay que trasladar esta cultura a toda la cadena de suministro", indica Isabel Garro, directora general de la Red Española del Pacto Mundial. Las grandes compañías de nuestro país son conscientes de esta necesidad, y 23 empresas (una más que en 2016) ya analizan el grado de compromiso de sus proveedores. A pesar de ello, solo 13 informan sobre los impactos de su propia actividad en su cadena de suministro.

Otro indicador hace referencia a los mecanismos de reclamación y destaca el hecho de que el 57% de las empresas del IBEX35 ya ofrece información sobre este tipo de procedimientos, así como del número de reclamaciones abordadas y resueltas.

Por otro lado, movimientos como la globalización están aumentando la presencia internacional de muchas compañías, evidenciando otro riesgo: la vulneración de los derechos de la población autóctona. Así, y aunque 29 de las 35 corporaciones del IBEX tienen actividades en países con pueblos indígenas, únicamente el 34% proporciona información acerca de su impacto sobre ellos.

El Plan Nacional sobre Empresas y Derechos Humanos

En julio se aprobó en España el Plan Nacional sobre Empresas y Derechos Humanos, cuyo principal objetivo es fomentar iniciativas concretas del sector privado en la gestión de riesgos a nivel local. Para Isabel Garro, este plan "es una medida que veníamos reclamando desde hace años, debido a la capacidad del tejido empresarial para implantar una cultura transversal favorable a esta temática".   

La implementación de esta hoja de ruta a favor de los derechos humanos entre las empresas españolas será un avance pero también supone un reto trasladarlo a las pymes, que conforman el 99% del tejido empresarial del país.