El comercio justo: una de las tres condiciones para la erradicación de la pobreza | Corresponsables.com Internacional

El comercio justo: una de las tres condiciones para la erradicación de la pobreza

14-05-2018
Gustavo Pérez, director de Responsabilidad Social de Grupo Toks (México)
Escucha esta página utilizando ReadSpeaker



“La obra maestra de la injusticia es parecer justo sin serlo”, Platón

Hace algún tiempo, en la empresa en la que colaboro hace casi 18 años, iniciamos un proyecto de erradicación de pobreza en comunidades cafetaleras del país a través de diversas iniciativas. Después de varios meses de investigación en diferentes regiones productoras, decidimos trabajar en una pequeña comunidad enclavada en la Reserva de la Biósfera del volcán Tacaná, en el Soconusco, Chiapas, al borde de la frontera con Guatemala.
En una de las visitas de campo, me percaté que las parcelas de los productores ya contaban con el sello de Comercio Justo otorgado por una certificadora internacional además de su reconocimiento como café orgánico. Sin embargo, su nivel de ingresos distaba mucho de ser el suficiente para que pudieran salir de la pobreza, tanto ellos como sus familias, ¿Por qué?

En mi experiencia, después de estar más de 15 años en contacto directo con comunidades marginadas en todo el país (incluyendo dos de las tres con el Índice de Desarrollo Humano más bajo de México), estoy convencido que, para erradicar la pobreza, se necesitan cumplir con tres condiciones:

  1. Un producto de calidad que sea reconocido por el mercado y que se pague a precio justo.
  2. Un volumen de producción suficiente para, junto con el punto uno, alcanzar un ingreso que les permita condiciones de vida digna. Sirve de muy poco pagar un producto de calidad si el volumen de producción no les permite alcanzar ingresos dignos.
  3. Que el recurso obtenido sea para satisfacer las necesidades de alimentación, educación, vivienda, vestido, salud, servicios públicos y generar un patrimonio, ya que si el recurso se utiliza para otros fines como son el alcohol, prostitución o compra de artículos superfluos, el dinero puede generar peores condiciones de vida para los productores y sus familias.

Regresando al proyecto de café de Chiapas, ellos ya tenían cubierto la condición uno: grano de calidad pagada a precio justo. Sin embargo, les faltaban las condiciones dos y tres mencionadas anteriormente. Sólo como referencia, en tres años de intervención a través de acciones como la renovación de cafetales, capacitación, kits orgánicos, etc., lograron incrementar en cerca de nueve veces la productividad. Y así, la condición dos quedó cubierta.

La condición tres fue el seguimiento puntual que le dimos a los líderes comunitarios para que abrieran cuentas bancarias y fueran haciendo uso racional y planeado de sus recursos, para cumplir el objetivo de vida digna para ellos y sus familias. Las líneas siguientes estarán dirigidas al punto uno para la erradicación de la pobreza mencionado anteriormente.

Definición y principios del comercio justo

De acuerdo a la Organización Internacional de Comercio Justo (WFTO, por sus siglas en inglés), “el comercio justo es un sistema comercial basado en el diálogo, la transparencia y el respeto, que busca una mayor equidad en el comercio internacional, prestando especial atención a criterios sociales y medioambientales. Contribuye al desarrollo sostenible ofreciendo mejores condiciones comerciales y asegurando los derechos de productores y trabajadores desfavorecidos, especialmente en el sur”(1).

La WFTO ha determinado diez principios del comercio justo, que son:

  1. Creación de oportunidades para productores en desventaja económica, reduciendo la pobreza a través del apoyo a pequeños productores buscando su auto suficiencia económica y la propiedad.
  2. Transparencia, responsabilidad y rendición de cuentas por parte de todas las partes involucradas en la cadena de abasto.
  3. Prácticas comerciales justas, desarrollando el bienestar social, económico y ambiental de los pequeños productores marginados y no buscan incrementar los ingresos a costa de ellos, cumplen los compromisos de forma responsable y puntual mientras que los proveedores cumplen sus compromisos de entrega en tiempo y forma.
  4. Pago de un precio justo, acordado mutuamente por todos los involucrados a través del diálogo y la participación, que puede estar sostenido por el mercado.
  5. No al trabajo infantil y al trabajo forzoso.
  6. Compromiso con la No discriminación, la igualdad de género, el empoderamiento económico de la mujer y la libertad de asociación.
  7. Garantizar buenas condiciones de trabajo, incluyendo un ambiente de trabajo seguro y sano, tanto para los productores, jornaleros y los demás actores en la cadena de abasto.
  8. Desarrollo de capacidades, mejorando las habilidades de gestión de los actores en la cadena de abasto incluyendo la capacidad de producción y acceso a mercados. Nota: este es el único punto que esboza el tema de productividad, aunque sin entrar a fondo en el tema.
  9. Promoción del comercio justo, dando a conocer los principios de la WFTO a los diversos grupos de interés de las organizaciones involucradas.
  10. Respeto por el medio ambiente, incluyendo aspectos tales como, compra de productos locales, uso de tecnologías amigables con el medioambiente, minimizando la generación de desechos así como los gases de efecto invernadero (GEI).

El reto para que suceda lo anterior no es menor, hace falta inteligencia y voluntad de todos los actores de la cadena de valor. El comercio justo es necesario para ir contribuyendo hacia un mundo más sustentable e incluyente, aunque no hay que olvidar que es solamente uno de los tres factores de erradicación de pobreza.

Todos nosotros, como sociedad civil, podemos contribuir con nuestro granito de arena a través de nuestros consumos cotidianos, favoreciendo las marcas que efectivamente realizan acciones a favor de comunidades marginadas que forman parte de su cadena de abasto.

Como bien dice un amigo experto en el tema; “todo por hacer”.

Este artículo forma parte del Dosier Digital Iberoamericano sobre Comercio Justo

Comentarios