ODS3. Plan International solicita a los gobiernos que garanticen los derechos de niñas, niños y adolescentes en la caravana migrante | Corresponsables.com Internacional
ISO 26000:
 Derechos Humanos
Grupos de interés:
 Tercer sector

ODS3. Plan International solicita a los gobiernos que garanticen los derechos de niñas, niños y adolescentes en la caravana migrante

Las niñas y los niños son los más vulnerables de este grupo de personas. Duermen en la calle, están deshidratados, con problemas de salud, expuestos al contagio de COVID-19 y en grave riesgo de protección, por ser víctimas de traficantes de personas y grupos criminales

26-01-2021

Ante la llegada de la primera gran “caravana de migrantes” de 2021, que salió de Honduras a principios de enero hacia Estados Unidos, Plan International solicita a los gobiernos de los países de la región que protejan y garanticen los derechos de los niñas, niños y adolescentes migrantes, los más vulnerables en la ruta, expuestos a la pandemia, la violencia y los abusos.
La caravana está compuesta por entre 7.000 y 9.000 personas, principalmente adultos jóvenes y algunas familias completas, que han decidido emprender la ruta migratoria después de perder toda esperanza en su país. La pandemia de COVID-19, unida al paso de los huracanes ETA e IOTA y la crisis económica y social han agravado la ya complicada situación de la población hondureña.

Las niñas y los niños son los más vulnerables de este grupo de personas. Duermen en la calle, muchos están deshidratados, con problemas de salud, expuestos al contagio de COVID-19 y en grave riesgo de protección, por ser víctimas de traficantes de personas y grupos criminales. Se calcula que unas 2.374 personas han regresado a Honduras después de intentar continuar en la caravana, de las cuales la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia de Honduras informa de que han atendido a 96 niños, 79 de los cuales viajaron solos o sin compañía.

Plan International reconoce la movilidad humana como un derecho, y advierte de los múltiples riesgos en la ruta migratoria que atentan contra la seguridad de la infancia, adolescencia y juventud. Los gobiernos deben garantizar el derecho a la protección previsto en la Convención de los Derechos del Niño, firmada y ratificada por todos los estados de la ruta. Además, la criminalización y estigmatización de las personas migrantes ha limitado su acceso a los servicios sociales básicos en su viaje, con los riesgos añadidos por la situación de pandemia.

Derechos de la infancia

Por tanto, la organización, que trabaja en Honduras, Guatemala, México y Estados Unidos, insta a todos los gobiernos a garantizar el derecho de las personas a moverse con libertad y al asilo en los casos de persecución, de acuerdo con lo establecido en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, y a garantizar el bienestar de la infancia y adolescencia que viaja no acompañada y/o con sus núcleos familiares, atendiendo el interés superior del niño.

Además, solicita activar los mecanismos de protección especial a nivel nacional y protección internacional, así como la provisión de ayuda humanitaria que permita garantizar los derechos de los niños, niñas y adolescentes migrantes en cualquier circunstancia; y la actuación tanto de los cuerpos de seguridad como de los funcionarios de migraciones, sin violencia ni discriminación, respetando las unidades familiares y la integridad emocional, física y sexual de las personas en ruta.
Las autoridades guatemaltecas ya han enviado de vuelta a Honduras a unas 1.000 personas. Los migrantes que han regresado al país no están recibiendo atención o examen médico ni cumpliendo con ninguna medida de aislamiento y/o cuarentena. Es preocupante la situación de contagio a la que pueden haberse expuesto.

La respuesta de Plan International: camino protegido

Plan International está llevando a cabo, en alianza con otros socios, el proyecto "Camino Protegido", una respuesta regional a la crisis, en la que se hace hincapié en las principales deficiencias de los servicios para migrantes, y que tiene por objeto prestar apoyo a los niños y niñas migrantes del triángulo septentrional de América Central (El Salvador, Honduras y Guatemala) y México.

El proyecto hace especial hincapié en garantizar la cobertura de las necesidades básicas de las niñas de 10 a 18 años y en garantizar la protección y los derechos, utilizando al mismo tiempo una perspectiva de género en las actividades

En el marco de esta respuesta, Plan International Honduras ha venido vigilando la situación y organizando la respuesta humanitaria a través de los grupos y subgrupos de la red del país.  Actualmente, la organización ofrece apoyo para 1.000 personas con kits de higiene.

En Guatemala, Plan International ha entregado kits de higiene y protección a la Casa del Migrante San José, ubicada en la ciudad de Esquipulas, en la frontera de Agua Caliente con Honduras. Plan International también ha trabajado en la respuesta a la emergencia por los huracanes ETA e IOTA con apoyo humanitario, prevención de la violencia de género y protección de la infancia.

En México, como parte de este proyecto, Plan International ha hecho entrega de kits de ayuda humanitaria, que incluyen botiquines de higiene y tarjetas de alimentos.