ODS8. La banca digital, una aliada para fomentar la cultura del ahorro | Corresponsables.com Internacional
ISO 26000:
 Asuntos de Consumidores
Grupos de interés:
 Grandes empresas
Sectores:
 Financiero

ODS8. La banca digital, una aliada para fomentar la cultura del ahorro

La Fundación Microfinanzas BBVA (FMBBVA) trabaja para ofrecer a emprendedores con pocos recursos productos de ahorro, además de crédito y seguros, adecuados a sus necesidades

05-11-2019
Escucha esta página utilizando ReadSpeaker

La fundación ha desarrollado una aplicación de banca móvil en Colombia que facilita la gestión del dinero de los emprendedores y evita su desplazamiento hasta la oficina

Esta iniciativa surge tras el informe "Ahorrar para desarrollarse: cómo América Latina y el Cariba puede ahorrar más y mejor" del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que señala el déficit de ahorro de la región, de un 18 % de su PIB, respecto a las economías más avanzadas, donde supone un 23 %.

Fomentar el ahorro a través de la banca digital

En este sentido, la responsable de productos de ahorro de la FMBBVA, Paloma Pérez, ha explicado que "poder hacer transacciones sin coste, y operar desde cualquier lugar, algo que para muchas personas es normal, pero que para millones en el mundo es, además de un desafío, un sueño" es uno de los factores clave que ayudaría a aumentar este bajo porcentaje de ahorro en América Latina.

"Por eso la banca digital es una aliada para fomentar el ahorro ya que permite que un emprendedor sepa cuánto dinero tiene en su cuenta para pagar el colegio de los hijos, o realizar el pago a un proveedor sin necesidad de usar dinero en efectivo", ha añadido.

Con este objetivo, la FMBBVA imparte educación financiera a los emprendedores para que aprendan a ahorrar y puedan mejorar sus vidas, ya que solo el 13 % de la población adulta en la región ahorra en una institución financiera, frente al 27 % a nivel mundial, según los datos del Banco Mundial.

El reto para la Fundación es que estos casi dos millones de clientes utilice la cuenta de ahorro de forma continuada, lo que eliminaría los riesgos del efectivo (robos o pérdidas), fomentaría el que más personas de su comunidad decidieran ahorrar y reduciría los costes transaccionales.