“La RSE en el sector siderúrgico de Guatemala está evolucionando a industrias que abrazan la sostenibilidad” | Corresponsables.com Internacional

“La RSE en el sector siderúrgico de Guatemala está evolucionando a industrias que abrazan la sostenibilidad”

En 1953 nace el sueño de lo que hoy es Corporación AG. Un sueño, tal y como nos explica Gabriela Roca, Directora ejecutiva de Asuntos Corporativos y Sostenibilidad de Corporación AG, lleno de ilusiones, retos y metas por cumplir. Como todo buen inicio, comenzó en pequeño, pero hoy en día es una empresa de relevancia, con un equipo de más de 1500 colaboradores y una clara apuesta por la RSE, ser sostenible y contribuir a los ODS.

01-10-2021

¿Qué importancia tiene para su organización formar parte de CentraRSE?
 
Nos ha permitido entender y facilitar la vía para integrar la sostenibilidad dentro de nuestras operaciones.
 
¿De qué forma está su empresa apostando por el desarrollo de buenas prácticas socialmente responsables que contribuyan a la consecución de los ODS?

En el ODS 1, por ejemplo, en AG priorizamos la contratación de personas de las comunidades locales con el fin de contribuir a la reducción de la pobreza en las zonas en donde operamos.
 
En relación al ODS 3, para AG la salud y la seguridad son primero. Hemos reducido en un 95% los accidentes con pérdida de tiempo y creamos una cultura que busca garantizar esto como una prioridad.
 
Con el objetivo de retener y desarrollar al talento se creó el programa de nivelación educativa (ODS 4) que busca cerrar las brechas en la educación académica de aquellos colaboradores que por diversas limitaciones no lograron concluir el nivel primario, básico o diversificado.
 
Por otra parte, la atracción, retención y promoción del talento (ODS 8) se desarrollan con prácticas éticas que buscan eliminar la discriminación en los procesos, generando una cultura de trato digno y respeto.
 
Asimismo, actualmente nos sentimos orgullosos de ser el reciclador de metales más grande de la región (ODS 12), lo que nos convierte en un aliado para la conservación del medio ambiente.
 
Por último, también estamos comprometidos con el ODS 16 y tenemos Cero tolerancia al soborno, además de contar con la certificación ISO 37001.
 
¿Nos puedes explicar brevemente la evolución de su empresa hasta la actualidad?
 
A los tres años de crear la empresa, se inaugura el primer punto de venta al que se le dio el nombre comercial de DISTUN y se identifica la enorme oportunidad de atender exclusivamente el mercado con productos de acero para la construcción.
 
Diez años más tarde, nace Aceros de Guatemala que nos permitió ser los primeros fabricantes de hierro en el país y ampliar nuestras operaciones para convertirnos en los líderes en la fabricación y distribución de productos derivados del acero.
 
Con varias empresas ya dentro del grupo, se evoluciona de ser sociedades individuales a conformar una corporación bajo una misma gobernanza para mantener el legado, la visión y el ADN de nuestro fundador, José Luis Gabriel, quien siempre soñó en grande, creyó en Guatemala y su gente, por lo que tenemos el enorme compromiso de cumplir nuestro propósito de Transformar el presente para construir el futuro que todos soñamos, a través de la implementación de nuestra estrategia de crecimiento para los próximos cinco años.
 
Tenemos un equipo de 1,665 colaboradores que nos inspiran y motivan a buscar ser los mejores día a día y para lograrlo debemos mantener la prioridad y centralidad en las necesidades de nuestros clientes, siempre bajo un enfoque de sostenibilidad que permita combinar nuestra estrategia de crecimiento, tomando en cuenta el bienestar de futuras generaciones.
 
Nos sentimos orgullosos de ser parte fundamental de la economía circular, al ser el mayor reciclador de desechos metálicos de la región y contar con más de 130 proveedores que recolectan en todo el país estos desechos, que luego se transforman en productos de acero de alta calidad para la construcción, contribuyendo con esto, al sustento económico de estas familias y minimizando el impacto al ambiente a través del reciclaje.
 
¿Puede especificarnos algunas buenas prácticas y/o iniciativas concretas que estén llevando a cabo en esta materia y qué objetivos persiguen?
 
La implementación del sistema de gestión antisoborno busca contribuir a la meta “Reducir considerablemente la corrupción y el soborno en todas sus formas” del objetivo 16 de los ODS.
 
¿Cuál es la situación actual de la RSE en su sector y sus principales barreras y obstáculos?
 
La RSE en el sector siderúrgico está evolucionando a industrias que abrazan la sostenibilidad para garantizar un impacto positivo en el medio ambiente, la economía y la sociedad.
 
En AG nos encontramos en una fase de transformación que nos permite fundir la estrategia de sostenibilidad con la estrategia del negocio. Toda empresa necesita ser rentable para operar. Cuando un entorno externo es cambiante provoca retención en el desarrollo de sus planes.
 
Las pandemias, los desastres naturales, el entorno sociopolítico y el impacto de la economía global pueden afectar significativamente a la empresa, y es en este punto donde la RSE resulta un pilar para la toma de decisiones.
 
¿Cuáles son los otros grandes retos y desafíos de su empresa en materia de RSE?
 
Entre los principales retos en materia de RSE se encuentra la implementación de programas que atiendan progresivamente a los impactos que generan las operaciones y a la vez contribuyan con el desarrollo de nuestros grupos de interés. Otro desafío será sumarnos a la iniciativa del Pacto Global que nos hará madurar en temas de Derechos Humanos y Gobernanza.

Esta entrevista forma parte del Dosier Corresponsables: La RSE en Guatemala