Hemos desarrollado la construcción de tiendas bioclimáticas | Corresponsables.com Internacional
ISO 26000:
 Derechos Humanos,  Medio Ambiente
Grupos de interés:
 Grandes empresas
Sectores:
 Hogar, Higiene y Belleza

Hemos desarrollado la construcción de tiendas bioclimáticas

Entrevista a Cecilia Carpio, Gerente de Gestión y Desarrollo Humano y Sostenibilidad PROMART.

05-08-2022

PROMART es una empresa 100% peruana que creció con el sueño de acompañar a las familias peruanas a tener el hogar soñado. Quieren impactar consciente y responsablemente en el medio ambiente y la sociedad. Sus programas de responsabilidad social se encuentran alineadas a los ODS y tienen el objetivo de reducir en 5% su huella de carbono, respecto al año anterior. Además, han decidido que todas sus tiendas del sur del Perú (Arequipa, Moquegua, Cusco y Juliaca) sean bioclimáticas, a través del diseño y la construcción para evitar el alto consumo de aire acondicionado.

¿Qué es PROMART, cuánto tiempo tienen en el mercado y en qué lugares se encuentran?  

Somos una tienda de mejoramiento del hogar y estamos 10 años en el mercado. Nosotros somos una empresa 100% peruana que se formó de cero, con el sueño de acompañar a las familias peruanas a tener su hogar soñado. Basados en este principio de mejorar la calidad de vida de las personas, entendimos que también la calidad de vida no solamente está relacionada a tener una casa más bonita o propia, sino que la casa es un espacio mucho más grande; y bajo este argumento es que desde hace dos años, incorporamos formalmente al área de Gestión Humana, el área de Sostenibilidad, porque teníamos un compromiso tácito, y que después lo hicimos explícito, de trabajar directamente hacia un cambio importante en el mundo. Actualmente, tenemos 33 tiendas a nivel nacional, y estamos en todo el Perú, de esa manera, tenemos una visión amplia de nuestro país tan diverso, y pensamos que podríamos impactar en diferentes comunidades de diferentes maneras. Queremos impactar consciente y responsablemente en el ambiente y la sociedad, porque estamos convencidos de que cuando tú cambias algo, cambia todo. Con esa responsabilidad queremos acompañar y nos hemos involucrado en los temas de sostenibilidad, hemos tomado conocimiento de los ODS, nos hemos comprometido y hemos decidido trabajar en algunas de ellas que están muy de la mano con nuestro accionar diario y no solamente como compañía; pertenecemos al Grupo Intercorp, y esta es la visión y la responsabilidad también de toda la organización.
 
Cuando habla de los ODS que se han propuesto trabajar, nos podría contar ¿Cuáles son estas iniciativas o áreas estratégicas que vienen trabajando?
 
De cara a la igualdad de género y a la equidad, empezamos a trabajar -desde hace algunos años- con algunos programas que consideramos muy potentes y que hemos englobado en “Impacta”, donde nos enfocamos en varias comunidades, además, de diseñar todo un proceso de nuestra trayectoria sobre el tema con nuestros colaboradores - desde que ingresan hasta el día que se van- porque queremos incluir a la comunidad trans, quienes son un segmento de la comunidad LGTBIQ+ más vulnerable y que, normalmente, no tiene acceso a un trabajo digno. Otro programa, es el que tenemos para personas con discapacidad, que lleva varios años con nosotros. En el momento más difícil la pandemia, inclusive trabajamos con 30 colaboradores con leves discapacidades cognitivas. El proceso de incorporación fue complicado, pero sabíamos que nos daría un valor agregado y así fue; se generó más empatía, más cercanía, un sentido más humano y, por el otro lado, teníamos la oportunidad de darles un espacio de desarrollo y crecimiento a este grupo de personas. Para este año tenemos un objetivo, incorporar 60 personas más y el próximo año llegar a 90 personas. También tenemos el programa “Espacios seguros”, que apuesta por nuestro compromiso de cero tolerancia a la violencia y contra el hostigamiento sexual laboral. Más que un programa, es un movimiento que nos ha permitido diseñar algunas acciones dentro de la organización para que cada colaborador y colaboradora se sienta seguro de que está en un espacio donde es respetado y puede vivir y convivir en armonía con todos. Dentro de este movimiento, hay un programa de embajadores, que son colaboradores que, voluntariamente, se han ofrecido colaborar activamente. Estas personas son capacitadas en temas contra el hostigamiento sexual laboral porque entendimos que en esas situaciones también existen testigos que a veces no participan, y que podría tener una función muy importante para detener el proceso de hostigamiento antes que esto suceda o acompañar a la víctima para que se sienta segura y sea capaz de hacer una denuncia; entonces, nos enfocamos en este testigo, los capacitamos, les damos herramientas para que ellos interactúen con el resto de colaboradores y lo puedan compartir entre ellos.
 
¿Cómo nace el movimiento?
 
Nació como un piloto hace tres años. En el grupo, existe una aceleradora de innovación llamada “La Victoria Lab”, donde se gestó monitorear eventuales acciones de hostigamiento sexual. Se recopiló información de los colaboradores y de los eventos que identificamos. Durante este proceso, es que implementamos el programa de embajadores y empezaron a aparecer denuncias que no se visibilizaban porque las colaboradoras pensaban que podrían ser consideradas problemáticas; entonces había que acompañarlas, darles la seguridad de que alguien igual que ellas y ellos, les va a entender, escuchar y acompañar al área de Recursos Humanos, presencial o anónimamente, este último, a través de nuestros canales de denuncia “ConÉtica”. Este espacio nos permitió estar cerca, tener una escucha activa y poder acompañar a estas personas y protegerlas.
 
¿Qué otros programas tienen?
 
Mujer Valiente .-  
Contamos con un programa que realizamos con el INABIF llamado “Sinchi Warmi” o mujer valiente, con el que hemos podido capacitar a 1,500 jóvenes del programa nacional de los Centros de Emergencia Mujer (CEM). Se trata de madres jóvenes vulneradas, que habían sufrido violencia doméstica y que se habían retirado de sus hogares. Lo que buscábamos es que se empoderen y puedan tener un trabajo digno que les permita mantenerse. En este programa combinamos toda nuestra capacitación online, la trasladamos a un micro-learning que, con sesiones semanales, todas las participantes podían recibir conocimiento y formación en su celular; asimismo, teníamos algunas sesiones donde se les explicaba de manera muy simple cómo pintar una pared, cómo instalar un piso, entre otros oficios. También tenían charlas de empoderamiento, de empleabilidad, de seguridad, de empatía, inclusive finanzas personales. De 1,500 personas que iniciaron, solo quedaron la mitad para acabar el curso, y de esa mitad solo uno postuló a PROMART e ingresó. Fue una buena experiencia que la estamos renovando para este año. 

Naranjitas Power .-  Haciendo alusión a nuestro característico color naranja y a Naranjito, nuestro personaje corporativo que nos acompaña a todas partes, implementamos este programa de igualdad de género en el que elegimos a un grupo con ciertas especialidades para desarrollar cursos y luego compartirlos al resto de la organización. No está sesgado solo a mujeres. La experiencia fue muy poderosa, porque aquellas mujeres que dieron las charlas se convirtieron en un ejemplo, se empoderaron muchísimo; tal es así que nos han pedido hacerlo de nuevo este año y vamos a tener la segunda edición de “Naranjitas Power”, a fin de promover el desarrollo interno para nuestros colaboradores.

Generación de alianzas estratégicas .- Formamos parte del movimiento “Es Hoy” y participamos de las ‘Hackathones’. Este año tuvimos la suerte de que, al terminar uno de los bootcamps, hicimos un proceso de selección porque entendimos que el fin no es solamente que estos jóvenes puedan postular a un puesto de trabajo definido, sino que, lo que debíamos hacer, era darles un espacio para que ese conocimiento lo pudieran desarrollar en alguna empresa donde no solamente van a aprender a aplicar todo lo que ellos han aprendido sino que, podrán aprender de propósito, valores, disciplina, incluso, hasta podrían tener un mentor.

Semillero.- A partir de ese proceso de selección, incorporamos a uno de estos chicos destacados como colaborador nuestro y con él iniciamos un programa “Semillero”, donde vamos a ir seleccionado a los más destacados para que tengan un contrato con nosotros, abierto, a plazo indeterminado y de seis meses de periodo de prueba. Tendrán un mentor, una ruta de aprendizaje, una suerte de pasantía y una ruta de acompañamiento y crecimiento. Al término de los seis meses, que es el periodo de prueba, la persona siente que forma parte de PROMART y podrá asumir una posición en cualquiera de las vacantes, ya que estos puestos tienen una alta movilidad. Decidimos crear este semillero como un espacio donde ganamos ambas partes; nosotros construimos parte de la carrera de estas personas y ellos se desarrollan y crecen con nosotros.

Huella de carbono.- Tenemos acciones por el clima. Por ejemplo, nosotros estamos muy preocupados por el consumo de energía y la verdad estamos orgullosos de que, del 100% de nuestras 33 tiendas a nivel nacional, solamente nos falta una tienda para poder contar con el total de establecimientos que usan tecnología LED, porque sabemos que el consumo y el ahorro de energía es mucho más potente de cara al uso de estos productos. También nos preocupamos por generar nuestra medición de huella de carbono; tenemos el objetivo de reducir en 5% respecto al año anterior.

Tiendas bioclimáticas.- Hemos desarrollado la construcción de tiendas bioclimáticas. La tienda en Arequipa es 100% bioclimática y cuenta con paneles solares. Se ha utilizado diseños arquitectónicos y de construcción para no usar aire acondicionado, sino que ciertos espacios de construcción permitan que pase el aire y que la enfríe o que la caliente, dependiendo del periodo en el que se encuentren. Las otras dos propuestas son Moquegua e Ica, ellas no tienen paneles solares, pero sí están diseñadas para aprovechar el clima, no utilizar aire acondicionado y reducir el consumo de energía. Abordamos no solamente la mirada ambiental sino también social que acompaña a reducir el impacto.

Aliados de la cultura.- Es importante entender que la sostenibilidad forma parte de la cultura y la cultura es transversal a toda la compañía. Contamos con un equipo denominado “Aliados de la Cultura” en el que están los líderes de sostenibilidad, que son colaboradores voluntarios y que en cada tienda están asociados al mantenimiento, a la gestión humana o a la prevención. Estas personas son capacitadas en todos estos temas y también les damos retos de eficiencia energética; entonces, estos retos lo comparten con la tienda, y de esta manera buscan generar oportunidades de ahorro energético que nazcan de los mismos colaboradores para generar conciencia y sean parte de este cambio.

Manejo de residuos.- Cumplimos con todas las normativas legales y estamos buscando reducir parte de lo que se destruye. A veces hay productos que se malogran y, lejos de mandarlos a destrucción, lo que buscamos es generarles una segunda vida, a través de donaciones. También pertenecemos a algunas redes como Supermercados Peruanos, que tiene la red “Recicla consciente”, de la cual somos socios desde este año, y participamos con ellos en diversas actividades, ya sean ambientales o sociales.

¿Cuáles son los retos más cercanos que tiene PROMART en responsabilidad social y sostenibilidad?

Tenemos retos importantes de cara a la responsabilidad social o como bien llamamos “Estrategias de valor compartido”. Por ejemplo, tenemos un proyecto muy interesante que se llama el “Club PRO”. Este club fue diseñado para generar empleabilidad y, de cara a los maestros, pequeños emprendedores con oficios de gasfitería y electricidad. Entonces, vimos que había una oportunidad de generar empleabilidad y de que ellos pudieran formar sus pequeñas empresas formales; y por eso se diseñó un plan que tiene tres estadíos. El primero, es identificarlos y reclutarlos; el segundo, capacitarlos técnicamente y en otros temas como el de formalidad de empresa, finanzas y también algunas habilidades blandas, y en un tercer estadío, estas personas puedan generar sus pequeñas empresas y nosotros podamos recomendar su trabajo, porque muchas veces vienen clientes de diferentes partes del Perú a buscar un servicio adicional; entonces, nosotros nunca hemos recomendado a un tercero, lo que nosotros hemos hecho es tener alianzas con empresas terceras  y es muy importante que estas personas se formalicen, que crezcan y se conviertan en empresas que brinden servicio donde nosotros podamos respaldarlos y acompañarlos.

 

Escucha la entrevista completa con Cecilia Carpio aquí